9/11/19

Subir escaleras nunca es sencillo

En la vida he subido y bajado escaleras y cuestas, he reído en más lugares de los que pude imaginar y en algún momento, que recuerdo perfectamente… todo cambió y tuve que ser más fuerte, ver todo de otra manera. 

Y supe ser más fuerte, lo cual no siempre es sencillo.

Mirar al futuro fue importante porque el presente no me gustaba, buscar otras metas era la única solución. 

Pero las metas no están todo lo cerca que quiero, o yo no las se alcanzar tan rápido como me gustaría. Por eso subir escaleras siempre es costoso, pues no sabes dónde acaban.

No hay comentarios:

Publicar un comentario